“En materia de pensiones, lo que ha venido sucediendo es que, si nos pensionamos, el primer pilar de pensión nos va a otorgar una pensión básica en promedio de un 55% del ingreso bruto mensual de lo que ganamos hoy”, expresó Hermes Alvarado, Gerente General del BN Vital.

Por ejemplo, si usted hoy se pensiona con 100.000 colones, lo que usted va a recibir de pensión, es en promedio un 55% de su último salario. Por eso hay que mirar con atención el segundo pilar de pensiones, el que administramos las operadoras, bajo el concepto de pensión obligatoria, en el cual, si usted ahorra 20 años, con una rentabilidad real del 4%, se le va a generar un monto de pensión equivalente a alrededor de un 20% de su salario.

En el mejor de los casos usted obtendría el 75%. No obstante, la tendencia es que ese monto a futuro, llegará a oscilar entre un 50 y un 55%, del ingreso bruto mensual de lo que ganamos hoy. Es decir, alrededor del 40% del primer pilar de la pensión básica, más un 20, 25 a 30% de la pensión obligatoria.

La buena noticia es que cuando uno se pensiona, los estándares internacionales dicen que usted puede mantener una buena calidad de vida, con un 85% de sus ingresos brutos mensuales, porque ya no hay deducciones, ya no hay impuestos por pagar, ni cargas sociales, etc, entonces yo tengo que cerrar la brecha del 70 y 75%.

¿Cómo cierro yo esa brecha?

Con la pensión voluntaria. Ahí es donde aterrizamos a este tercer pilar fundamental, que es la forma en que todos los trabajadores, sean independientes o asalariados, pueden aportar a este régimen y deben apropiarse del tema de su pensión.