Banca Mujer

El próximo miércoles 2 de noviembre, el Banco Nacional tiene el gusto de invitarles

a la transmisión sobre  Banca Mujer en nuestro canal de Ustream, a las 3 pm

El Banco Nacional toma la iniciativa de apoyar bajo Banca Mujer proyectos y empresas dirigidas por mujeres y les brinda apoyo por medio de programas de capacitación, asesoría y seguimiento. Bajo este programa se logra  impulsar el desarrollo de proyectos de este sector de la población y bancarizar esta población la cual, en algunos casos, no ha tenido acceso por falta de conocimiento.

La anterior decisión se sustenta en un estudio que analiza el impacto de los programas de IMAS y PRONAMYPE sobre las condiciones de sus clientes, el cual señala: “De acuerdo con la experiencia y las observaciones de varias y varios de las usuarias y usuarios de estos programas, la obtención de un solo préstamo es insuficiente para lograr consolidar una microempresa, debido a la misma precariedad y subordinación con que estos establecimientos se ubican en el mercado.  Estas unidades requieren de crédito con cierta periodicidad, no solo para enfrentar la presión de vender a plazos, si no para adquirir la materia prima y poder avanzar en la introducción de maquinaria y equipo”.

Por último, como el estudio señala: “La forma dependiente y subordinada, como las pequeñas unidades económicas del sector informal se relacionan con el resto de los actores del sistema económico, condiciona los recursos del que disponen para su proceso productivo; y a su vez, sus estrechas circunstancias de producción les impiden alterar ese racionamiento subordinado con otros agentes económicos de mayor poderío y recursos.  Uno de los problemas señalados con mayor énfasis por estas personas (independientemente del tipo de establecimiento que poseen, del sexo o de la experiencia adquirida) son las dificultades experimentadas con el mercado.  Estas se expresan tanto en las condiciones en que se ven obligados y obligadas a vender sus productos, como en la disminución de la demanda de estos, generada en varios casos por el aumento de las exportaciones.”

Metodología de Banca Mujer

Según señala el Banco Mundial de la Mujer (WWB), el autoempleo se plantea como una alternativa en la inserción laboral de las mujeres. Esta elección también

Las empresas constituidas por mujeres son más pequeñas en tamaño, en inversión y en número de trabajadores, lo que se debe al poco conocimiento del mercado financiero, actividad esta dejada por muchos años en manos de los hombres, y de ahí que se les dificulte el acceder a mecanismos de financiación de sus proyectos empresariales. Es importante estimular el ahorro como mecanismo de financiamiento o reserva para imprevistos y la creación de seguros que en caso de enfermedad cubran a la mujer y su familia.puede resultar de una opción personal: querer ser su propia jefa y tener independencia de actuación y autonomía, así como desarrollar una actividad de negocios por cuenta propia

También requieren de capacitación y asesoría empresarial, ya que la creación de una micro o pequeña empresa surge de una idea inicial, al detectarse una oportunidad de negocio. Para formular y concretar el proyecto, es necesario darle forma a la idea, plasmar un plan de negocios que incluya aspectos técnicos, de mercado y financieros. También requieren de asesoramiento para formalizar su empresa, cumplimiento de legislación vigente según su actividad comercial o de servicios, comercialización, entre otros.

Un tercer elemento que requieren las mujeres empresarias, es el apoyo comercial. Uno de sus principales problemas es la falta de canales de distribución de sus productos o servicios, ya que carecen de poder de negociación, no cuentan con el conocimiento y los recursos suficientes para hacer publicidad y promoción. La participación en ferias, exposiciones, ruedas de negocios, constituyen espacios adecuados para la promoción, darse a conocer, intercambiar experiencias, relacionarse con proveedores y potenciales clientes, todo lo cual favorece el crecimiento de la mujer como empresaria y posicionar sus productos o servicios entre los consumidores.

Como se puede observar, los problemas que enfrenta la micro y pequeña empresa en manos de mujeres es de múltiples dimensiones y por lo tanto su abordaje tiene que ser multisectorial y coordinado. Desde un enfoque del apoyo institucional, y en el caso particular el Banco Nacional, ese apoyo a las mujeres empresarias incluye el  financiamiento, la capacitación técnica y formación empresarial, promueve los encadenamientos productivos para mejorar la comercialización y la productividad,  además facilita espacios y vínculos empresariales para incrementar su volumen de ventas.