Banco Nacional escribe una página más en la historia del país

Toda gran cosecha inicia con el sencillo acto de sembrar una semilla. Así inició sus palabras el presidente de la Junta Directiva General del Banco Nacional, Sr. Víctor Hugo Carranza, al rememorar la historia del Banco Nacional en el Acto oficial de su Centenario realizado esta noche en el Teatro Nacional. 

El Banco Internacional de Costa Rica, como se llamó en sus inicios en 1914, fue la simiente no sólo de una institución insignia para el país, sino de otras entidades que han germinado para que generaciones enteras crezcan en el surco del desarrollo, la solidaridad y las oportunidades, manifestó el Sr. Carranza.

El Banco Nacional de Costa Rica, que tuvo su nombre definitivo en 1936, transformó con una sola semilla, el paisaje humano y empresarial de Costa Rica. Las juntas rurales de crédito, y su extraordinario impacto en centenares de comunidades costarricenses, fueron la base de una robusta red integrada hoy por 171 oficinas, 11 centros empresariales, 470 cajeros automáticos y más de 2.800 BN Servicios en establecimientos comerciales.

Explicó que somos herederos de una Costa Rica con un capital social sustentado en la pequeña propiedad, una amplia clase media y un dinámico sector exportador de bienes y servicios. Hoy 10 de noviembre de 2014, 100 años y  7 días después de nuestra fecha de apertura, el saldo total de la  cartera de crédito asciende a 3.200 miles de millones de colones, de lo cual una quinta parte se liga a pequeñas y medianas empresas, que han  impulsado la creación de  aproximadamente 200 mil empleos, bajo el amparo de BN Banca de Desarrollo.

“Esta es una buena noche para reflexionar y comprender que sin la presencia del Banco Nacional en la economía costarricense; sin las Juntas Rurales de Crédito, sin el Departamento de  Cooperativas que tuvo en sus inicios, sin la Dirección de Banca de Desarrollo; sin Banca Mujer; sin Banca Corporativa y sin nuestra red que cubre de Peñas Blancas a Paso Canoas y del Caribe al Pacífico; hoy tendríamos otros indicadores de desarrollo social y económico”, puntualizó el presidente de Junta Directiva.

En la actividad, participaron representantes de gobierno, instituciones públicas, de los poderes de la República, la empresa privada, clientes y funcionarios del propio banco que fueron partícipes de un acto histórico que escribirá un nuevo siglo de un Banco Nacional destinado a generar el progreso socio-económico del país y la calidad de vida de sus habitantes.

La primera intervención fue del Gerente General, Sr. Fernando Naranjo, quien fue contundente sobre la huella que ha dejado este Banco, pero igualmente por el  futuro que promete, siempre enmarcado en el mismo origen de la innovación. “Fuimos pioneros y nos mantenemos a la vanguardia en el país en banca digital. Acompañamos el crecimiento, y desarrollo y en su momento también las dificultades, de nuestra vigorosa industria turística.  Incursionamos con determinación en el financiamiento a nuevas formas de producción de energía renovable, de vivienda sostenible y de agricultura de exportación”.

Agregó que mirando hacia el futuro, la institución se orienta a una banca cada día más electrónica segura y virtual, en donde las personas podrán efectuar cualquier tipo de transacción bancaria desde aparatos móviles.  Esto, que puede ser complejo desde el punto de vista técnico, se va a traducir sin embargo, para el usuario, en trámites más sencillos, personalizados y seguros.

 “Hemos sido innovadores también en la captación de recursos. Este año suscribimos una operación de deuda subordinada con el Banco Interamericano de Desarrollo, aporte que permitirá crecer más, y el año pasado hicimos la mayor emisión de bonos hecha hasta la fecha por un banco costarricense, por un monto de 1.000 millones de dólares, que fueron rápidamente colocados entre fondos e inversionistas internacionales, gracias a la solidez y el prestigio del Banco Nacional.  El Banco maneja hoy activos equivalentes al 20% de la producción anual del país”, dijo el Sr. Fernando Naranjo.

Agregó que lo anterior no aleja a la entidad de nuestras raíces, de nuestra base, de nuestra razón de ser, que son más de 1.800.000 costarricenses que depositan en nosotros su confianza, sus recursos, el fruto de su trabajo, y que acuden al Banco Nacional en momentos tan decisivos como la hora de comprar una casa o fundar una empresa. Todo eso lo celebramos hoy.  “Celebramos cien años de solidaridad, de empeño, de fe en el presente y el futuro de este país maravilloso.  Ingresamos a nuestro segundo siglo con renovado vigor, con entusiasmo, con satisfacción por lo logrado y con ilusión por lo que, en el futuro, esta centenaria institución le va a dar a Costa Rica”, destacó el Gerente General.

Por otro lado, un reconocimiento a un grupo pequeño de clientes con más prolongada confianza en la institución y de colaboradores que han demostrado una labor sobresaliente puso la nota emotiva de la actividad. Luego de presentarse algunos vídeos documentales, el acto protocolario culminó con las palabras del presidente de la República, Sr. Luis Guillermo Solís, quien hizo tono de las evocaciones históricas de sus predecesores en el uso de la palabra y a la vez, abogó por un banco cada vez más comprometido con las necesidades de la sociedad costarricense, con sus emprendedores y con las familias.

Tras la presentación del Grupo Editus y Ex Ánima se puso fin a la ceremonia y los presentes conocieron el resultado de un arduo proceso documental producto de una investigación de un grupo de historiadores que produjeron el libro “Cien años más cerca de Usted. Historia del Banco Nacional de Costa Rica 1914-2014”, con profusa información y fotografías.

CP- VF-02 (10/11/2014)