Enseñe a sus hijos a ahorrar

Banco Nacional promueve el ahorro – Mes de la Educación Financiera
El Banco Nacional en su nuevo modelo de sostenibilidad promueve la educación financiera y contribuye con responsabilidad social con la población en un tema que nos atañe a todos, que es el uso de dinero y el impulso al hábito del ahorro como principio universal prioritario de las finanzas personales ya que permite construir prosperidad financiera, aspecto esencial en las familias costarricenses y en consecuencia en el desarrollo del país. 1

Por eso, en el mes del ahorro, el Banco Nacional participa el 31 de octubre en la 7ª Feria Nacional de Educación Financiera como parte de las actividades del mes del Ahorro, con charlas y stand sobre el BN Ahorro Programado, producto que permite a la personas ir ahorrando en tractos semanales, quincenales o mensuales hasta alcanzar un objetivo de dinero a corto plazo, además de sus variados instrumentos para el ahorro y la inversión. También tiene vigente la campaña de afiliación de las Cuentas Expediente Simplificado (CES) para promover la inclusión financiera.

Además, como parte de la promoción de la educación financiera, en este mes, la Dirección de Relaciones Institucionales en conjunto con la unidad de Captación y Medios de Pago del Banco Nacional le ofrece recomendaciones a la población para desarrollar el hábito del ahorro.

Enseñe a sus hijos a ahorrar: Converse con sus hijos sobre el dinero y explíqueles claramente la importancia del ahorro desde la más temprana edad. Desde que tienen cinco años los niños ya comprenden que la abuelita les regaló dinero. Ya en la escuela, tienen noción de cómo utilizan los padres el dinero y si este es motivo de tranquilidad, conflicto o preocupación en la familia, por eso el ejemplo que reciban es fundamental para educarlos en finanzas saludables.

Lo primero será explicarles que la plata no cae de los árboles o llega de la nada, sino que se obtiene producto del trabajo y que el dinero tiene un valor, en el sentido de que si se utiliza en cosas innecesarias, en deseos o caprichos, este se gasta y ya no es posible utilizarlo en cosas prioritarias o que aumenten de valor. Además deben saber que cuando sean adultos y trabajen, recibirán dinero que deberán aprender a administrar eficientemente.2

Se puede empezar con un chanchito o un jarrón y depositar ahí todo el menudo o dinero que su hijo reciba en la semana, al terminar la semana abrirlo a ver cuánto hay y hacer una sencilla distribución del dinero para ahorrar y gastar, aspecto que también comprende la generosidad de ayudar a otros.

En el Banco Nacional, los menores de edad puedan disponer de su cuenta bancaria de ahorros administrada por sus padres. Si son más grandecitos, ya podrán contar con una cuenta y una tarjeta de débito en el banco. Siempre hábleles de cómo distribuir el dinero: separe una parte para ahorrarla en el banco y explique que el ahorro le permite al niño construir su futuro; otra parte se utiliza para gastar, para que aprenda a conseguir sus propias cositas sin gastar lo que no tiene, con sus propios medios, porque van a querer conforme vayan creciendo la bicicleta, la ropa, el paseo, el celular, las salidas, la universidad, etc. También puede considerar otra parte para ayudar a otros (siempre hay causas nobles o personas que nos piden ayuda y queremos ayudar sin comprometer nuestro presupuesto). Aproveche oportunidades como mostrarles el estado de su cuenta bancaria, o un ahorro programado o un certificado de depósito a plazo, para que vean los números crecer y vaya explicándoles que ese dinero ahorrado, en forma constante y disciplinada, les permite hacer compras más grandes o inversiones, donde ganan intereses.La cuenta de ahorros es la cuenta por excelencia para empezar a ahorrar. ¿Cómo se abren una cuenta de ahorros en el Banco Nacional? en un 2 x 3, en menos de 5 minutos, porque ahora existe la Cuenta Expediente Simplificado (CES) del Banco Nacional. El ahorro es la llave para un futuro mejor.

CP – 06- AP (25-10-2016).