Premian al Centro de Datos del Banco Nacional por doble certificación en sostenibilidad

  • Primera institución financiera en Latinoamérica avalada por el CEEDA Inprogress

CapturaeundindEl Banco Nacional se convirtió en la primera institución financiera en Latinoamérica en recibir el reconocimiento de “Certified Energy Efficiency in Data Centres Award (CEEDA) Inprogress”, programa de ámbito internacional que proporciona una evaluación auditada y certificada de la implementación de las mejores prácticas en eficiencia energética dentro de un Centro de Datos.

De esta forma, la organización certificadora CEEDA premió al Banco Nacional por ser el Centro de Datos de Costa Rica que inició este prestigioso programa de certificación, y además el primero de América Latina en lograr la doble certificación en sostenibilidad, es decir, LEED y CEEDA.  El reconocimiento fue realizado hoy en el Centro de Convenciones del Hotel Wyndham Herradura.

La certificación, dada al Proyecto de Diseño y Construcción del Data Center Principal del Banco Nacional, permitirá reducir hasta un 70% el consumo energético del centro de datos de la institución, por lo cual es la confirmación adicional de las buenas prácticas de la entidad en materia de Responsabilidad Social. Adicionalmente,  facilita  un plan de acción operativo y de despliegue con el fin de mejorar aún más el rendimiento, ya que se podrá comparar el rendimiento de sus instalaciones en materia energética y  demostrar públicamente su liderazgo en la eficiencia del centro de datos.

CapturasotenibilidadLa actividad se realizó en el marco del Data Center Summit, Latinoamérica 2016, congreso sobre infraestructura, energías limpias, internet, big data y mejores prácticas de diseño, construcción y operación de centros de datos, con la participación de unas 500 personas vinculadas con las áreas de tecnología de la información, infraestructura, dirección de proyectos y administración de centros de datos, entre otros. Precisamente, el proyecto ganador fue logrado por un equipo de trabajo representante de esas áreas en el Banco Nacional, el cual hoy se convierte en un modelo a seguir por otras entidades en el país y en otras regiones.

“El país ha adoptado el compromiso de carbono neutralidad al 2021, así como la firma de los acuerdos del COP21 en París tendientes a reducir los causantes del calentamiento global, y en este sentido el BNCR ha lanzado un agresivo programa de sostenibilidad ambiental, como uno de los elementos esenciales del ADN de la institución. De esta manera, la certificación CEEDA encajó muy bien en la búsqueda de reducción de consumo eléctrico y huella de carbono, y la consecuente protección al medio ambiente”, expresó Maximiliano Alvarado, Subgerente General de Banca Corporativa e Institucional.

La entidad analizó la necesidad de contar con un esquema de generación de potencia eléctrica en el Centro de Datos, basado en energías limpias. La certificación CEEDA vendrá a coadyuvar en el cumplimiento de los objetivos  de desarrollo sostenible del Banco Nacional ya que uno de los procesos de certificación más prestigiosos en el área de diseño, construcción,  operativa,  de eficiencia y utilización de energías limpias.

IMG_7536“Siendo consistentes con el plan de Responsabilidad Social Corporativa de la Institución, y al ser el Centro de Datos un consumidor de energía importante, desde su concepción se establecieron altas expectativas en cuanto a la eficiencia energética de este proyecto. Parte de ese requerimiento, fue el desarrollo de un parque solar que soportará buena parte del consumo eléctrico del Centro de Datos, además se han incluido en el proyecto certificaciones del Uptime Institute, del US Green Building Council (LEDD), así como equipos de altísima eficiencia. Por lo tanto la certificación CEEDA y todas las mejoras asociadas que se derivan de la misma, calzan a la perfección dentro de los objetivos y expectativas del proyecto”, explicó Alvarado.

Las certificaciones ayudarán a incrementar el reconocimiento ambiental en los demás objetivos del banco en materia ambiental y determina un espacio o plan piloto para las la construcción de las eventuales edificaciones que el Banco desee construir, cumpliendo y respetando el ciclo de vida de los edificios.