Celebramos 106 años de ser su Banco Nacional

¡Estamos de celebración, cumplimos 106 de llevar progreso a Costa Rica!  Hoy deseamos compartirles un poquito de nuestra historia que está estrechamente ligada al desarrollo de nuestro país.

Nacimos con el nombre de Banco Internacional de Costa Rica en 1914, sin embargo, desde nuestras raíces este ha sido una institución con vocación nacional y la precursora de muchas otras entidades que han hecho grande a nuestro país.

El Consejo Nacional de la Producción (1949), el Banco Central de Costa Rica (1950), el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (1973), el Instituto Costarricense de Tierras y Colonización (1962) son tan solo algunas de esas entidades.

“Hoy tenemos 330 instituciones y pensamos que siempre ha sido así, pero no. Desde 1914 y hasta la época de los cincuentas, la única institución fuerte que tenía el Estado era el Banco Internacional luego nombrado Banco Nacional”, dijo Rodolfo González Cuadra, Director de la Junta Directiva del Banco.

¿Cómo llegó el BN a dar vida a esas instituciones? Al Banco le fueron encomendadas una serie de acciones de todo tipo, algunas de ellas extrabancarias, resaltó González. 

Fue así como construyó beneficios de café y carreteras y creó un departamento para promover la vivienda, que luego se convirtió en el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU). Luego se fomentó el cooperativismo, hasta dar vida a Infocoop.

“Al Banco se le asignaron  una serie de funciones porque era lo único que tenía el Estado para desarrollarlas, pero luego se determinó que la forma técnica de resolverlo era creando entidades especializadas fuera de él”, comentó González. 

Esa diversidad de funciones que asumió en aquella época fue la que le dio un sentido de responsabilidad nacional. 

“Ese peso histórico todavía existe y a veces tratamos de ir más allá de lo que nos corresponde, precisamente en atención a esa herencia que llevamos”, dijo el Director de la Junta Directiva del Banco.

Hitos de nuestra historia

Esta entidad bancaria, que inició en 1914 durante el gobierno de Alfredo González Flores alcanzó uno de sus primeros hitos en 1936, al cambiar de nombre y comenzar a llamarse Banco Nacional donde como ahora, se caracterizó por apoyar al sector productivo.

Otro de los hitos importantes se da en 1948 cuando se nacionaliza la banca, aunque ya el banco era nacional desde su creación. “Lo que se hace es nacionalizar la banca en Costa Rica y el crédito agrícola. Se constituye a partir de 1953, un sistema bancario nacional con su estructura moral y técnica”, explicó González.

Posterior a esto, inicia una época de expansión principalmente por todo el país, con la apertura de agencias y sucursales en el territorio nacional. Mientras que, en los ochentas, cumple un papel clave con un Programa de Apoyo a Empresas que estaban a punto de quebrar.

Más tarde vendrá un proceso de tecnificación e introducción de la tecnología. Aquí comienza la introducción de cajeros automáticos y una serie de servicios electrónicos que son los que han marcado el rumbo que tenemos hoy.

El secreto de un banco nacional de verdad

La expansión territorial desde nuestros primeros años trazó el norte. “Tener oficinas en todo el país es un esquema muy caro pero definitivamente responde el por qué el banco ha tenido tanto éxito”, puntualizó Rodolfo González.

Pero, aclaró, esto no hubiese sido posible sin otro de los ingredientes claves: “contar con personal en todo el país, realmente identificado con su labor”.

Y finalmente, pero no menos importante: el aprecio que la gente le tiene al banco. 

“Ese cariño que nos tienen se nota a veces cuando cerramos alguna oficina, debido a que hubo un desplazamiento en el polo de desarrollo. Se lo toman personal y es positivo, porque es una muestra del arraigo que tiene el Banco Nacional en la población”.

En este 106 aniversario, nuestros clientes pueden esperar que su banco: “los respalde hasta donde lleguen sus posibilidades”, dijo Rodolfo González.

“Ahora que hemos visto que muchos bancos privados cierran tarjetas de crédito o cuentas que no son rentables, nosotros hemos hecho estudios y nos damos cuenta de que un porcentaje importante de esa gente sí es rentable para nosotros”, concluyó el Director de la Junta Directiva del BN.