Colocación crediticia del Banco Nacional incentiva a la economía

Saldo de la cartera es de ¢3.325 mil millones

ü  Datos estadísticos confirman su liderazgo en el sistema financiero.

ü  Evolución de un banco responsable, motor de desarrollo y generador de bienestar para los ciudadanos.

 El impacto del Banco Nacional en el bienestar de la población es contundente mediante el apoyo financiero que le confían los distintos sectores económicos, las empresas y las personas.  Con cifras a febrero pasado, se confirma como el Banco líder del sistema financiero en colocación, con un saldo de ¢3.325 mil millones y un crecimiento del 30% entre 2012 y 2014.

En promedio, la institución colocó en el año 2014, ¢144.000 millones de colones por mes, en 4.200 préstamos, a un promedio ¢33 millones de colones por crédito. En total hay colocados 268.000 préstamos para beneficio de 191.000 clientes, y con una mora a más de 90 días de 2,25%, bajo normalidad, a febrero 2015.

Es un banco que no solo hace  crecer los grandes sectores de la economía de Costa Rica, sino que atiende las necesidades de vivienda, consumo, emprendedurismo, y de financiamiento de instituciones públicas,  a las que destina el 69% del saldo de la cartera global.

 

Promueve el crecimiento de los sectores. A febrero pasado destaca el apoyo que el banco da al sector Servicios con ¢666.095 millones (20,03%),

 seguido de Comercio con ¢344.244 millones (10,34%) y Consumo con ¢342.293 millones (10,29%).  Le sigue el fuerte impulso a proyectos hidroeléctricos y eólicos vitales para el país querepresentan ¢270.915 millones  (8,15%).

Precisamente, al observar el crecimiento relativo de febrero 2014 a febrero 2015, el mayor volumen se presenta en Energía con un 23,25%. Este sector tiene solo 30 operaciones las cuales son relevantes para el desarrollo del país, como es el caso del proyecto Reventazón.

También con importante peso entre los sectores destacan Industria con ¢160.040 millones (4,81%), Turismo  con ¢121.322 millones (3,65%) y  Agricultura con ¢103.085.

Columna vertebral de la institucionalidad. Como entidad que fomenta el desarrollo socioeconómico además posee dentro de su cartera el saldo crediticio destinado a entidades públicas y financieras, el cual es de ¢277.565 millones, con un peso de 8,63% en la cartera total de crédito.

Un  82% de ese monto está destinado a  cooperativas, instituciones autónomas, municipalidades, bancos y financieras. 

Al agrupar en grandes segmentos la cartera del Banco Nacional, se destaca que  Vivienda, Desarrollo, Consumo, y Banca Institucional 

significan 69% del total.

Con la Banca de Desarrollo más fuerte. Más de 40.000 empresarios (especialmente Pymes), y con 69.469 préstamos, que representan el 26% del total de préstamos del banco, operan con el financiamiento y el valor agregado que les ofrece BN Desarrollo.

El saldo de la cartera es de ¢637.774 millones de colones,  equivalente al 19% en la cartera total. Cabe resaltar que el 29% de la cartera de BN Desarrollo es para crédito que funciona en capital de trabajo. Visto por sectores, en  Servicios y Comercio coloca un 66%, mientras que por segmento, el 69% de las operaciones son de Microempresa, con un  41% del saldo total.

Importante hacer notar su papel clave en programas especiales. Solo para citar tres ejemplos: BN Agro (¢112.689 millones),  BN Municipalidades (¢19.172 millones) y Pyme Verde (¢10.545 millones).

En resumen una banca que impacta en la creación de empleo y oportunidades, preocupada por el desarrollo de las comunidades y que aboga por la defensa del ambiente.

 


Y con el rostro de la prosperidad femenina.
 BN Banca Mujer, programa único y reconocido internacionalmente, tiene alrededor de 15.000 clientas y 22.548 préstamos. El saldo de la cartera es de ¢118.000 millones.

Mujeres que se abren paso en muchos negocios, destacando los de consumo (35,87%), seguidos por comercio (29,69%)  y servicios (20,07%), entre otros.

Tanto para BN Desarrollo como para BN Banca Mujer, por provincia, el principal saldo de la cartera está en San José, lo cual es típico de una economía que a su vez se concentra mucho en la GAM, sin embargo, le siguen en segundo lugar  Alajuela y en tercero,  Puntarenas.

Sobre la edad de las empresarias, más del 75% se encuentran entre 26 a 55 años, y se incrementa hasta el 93% hasta llegar a los 65 años,  por lo cual queda como un gran desafío  satisfacer las necesidades de emprendimiento de menores de 26 años.

BN Banca Mujer es un verdadero brazo de ascenso socioeconómico pues el 87% de sus préstamos son para pequeñas empresas y microempresas.

De la mano de la clase media. Un ejemplo contundente de una cartera donde se apoya a la clase media es la de Vivienda, cuyo porcentaje en la

cartera global es 31,75%, siendo la más grande de las carteras del banco.

BN Banca Hipotecaria permite cubrir el principio básico del hogar y fomenta además la activación de la economía mediante encadenamientos, pues fomenta la construcción, el comercio (venta de insumos), servicios (profesionales de arquitectura, civiles, legales) y de consumo en general.

La distribución de la cartera de Vivienda,  según la provincia donde se coloca el préstamo, define que un 38,6% del total se gestiona en San José, cifra que corresponde a ¢408.000  millones de colones, seguido de Alajuela con un 16,98% y Heredia con un 14,03%, datos congruentes con la oferta habitacional nacional.

Un 26% de las colocaciones se destinan a comprar una vivienda nueva, un 20% a vivienda usada, cifras que al sumarse con construcción en lote propio y compra de lote y construcción, arrojan que un 60% del total se ha utilizado en el fomento directo a la vivienda.  El resto es remodelaciones y otros.

El promedio de los préstamos de vivienda es de ¢50 millones. Por otro lado, las familias más humildes, muchas de estas vinculadas con proyectos de interés social, tienen cabida en la cartera de estos créditos.  El 14,54% del saldo de la cartera para vivienda del BN corresponde a préstamos inferiores a los  ¢15 millones.

CP-VF- 14 (27-04-2015)