Promoción de los derechos de inclusividad

    Alexis Caravaca Arias
    Contraloría de Servicios

    Hace diez años atrás jamás hubiésemos imaginado los grandes cambios que el país daría en materia de inclusividad. En vista de la necesidad de integrar a todos sus ciudadanos, el país ha venido realizando grandes esfuerzos para integrar a las personas con discapacidad y personas sexualmente diversas. En el año 1996 se aprobó en Costa Rica la ley 7600 que llevó a las instituciones públicas a hacer grandes cambios tanto en su estructura física como cultural, esto para garantizar un adecuado acondicionamiento de sus instalaciones para personas con discapacidad.

    Las instituciones que brindan un servicio público deben apegarse a los lineamientos que la ley establece en materia de derechos humanos. Es así como, el trato inclusivo a personas con discapacidad y personas sexualmente diversas forma parte de las prácticas de calidad en el servicio al cliente que debemos brindar todos.

    Reconociendo el compromiso con el desarrollo, económico y social, se han adoptado las mejores prácticas de responsabilidad social que garanticen una mejor calidad de vida de los públicos de interés. Ofreciendo así un trato igualitario y equitativo entre todas las personas, sin distinción de raza, religión, género, sexo y edad.

    Por esta razón se garantiza que las personas posean igualdad de oportunidades, mediante la accesibilidad a los servicios, al trabajo, al espacio físico, a la información y a la comunicación requerida; para facilitar su autonomía, seguridad y participación activa.

    Banco Nacional

    En el Banco Nacional somos receptivos en cuanto al aprendizaje y nos abocamos a entender y prepararnos más para la atención de nuestros clientes. Precisamente el haber recibido reclamos por una mala atención a estas poblaciones, nos permitió crear un protocolo de servicio al cliente con normas de inclusividad, en el que se incluye una capacitación al personal para brindar un trato con mayor sensibilidad y para la toma de buenas decisiones frente a situaciones que mal abordadas, generan molestia entre los clientes.

    La necesidad de una cultura que incluya a todos por igual, ha permitido realizar mejoras significativas y uno de los grandes logros es el trato que se les brinda a los clientes LGTBI, donde se garantiza el respeto a sus derechos y oportunidades en todos los ámbitos dentro de la institución. En su política de inclusividad del Conglomerado Banco Nacional, aprobada a finales del año 2015, la institución establece que: “El Banco Nacional es una institución libre de sexismo, homofobia, discriminación, violencia, acoso laboral y hostigamiento sexual”.

    Todos como ciudadanos esperamos ser tratados con respeto e inclusión y es por esto que se debe trabajar para garantizar los derechos de todas las personas. Con estas y otras acciones que están en curso, nos unimos a los procesos de cambio que fortalecen nuestra responsabilidad para con los derechos humanos.