Comunidades del Golfo de Nicoya prosperan con alianzas y pesca responsable

Los pescadores de las comunidades del Golfo de Nicoya contaban con un recibidor de productos pesqueros. Este estuvo alquilado durante 24 años, sin embargo, la pandemia les obligó a reinventarse.

Y lo lograron gracias a un encadenamiento entre el Banco Nacional y la Fundación Mar Viva, que permitió poner el recibidor en manos de la comunidad y brindarles insumos para volver a reactivar la economía, explicó María Elena Ávila, presidenta de la Asociación de Pescadores de Puerto Níspero.

Los productos que se comercializan en este recibidor son 100% pesca responsable. ¿Esto qué quiere decir? Que son una organización comprometida con la no comercialización de productos de pesca ilegal, explicó Ávila.

El aporte del BN y Mar Viva vino de diversas formas, contó Auxiliadora Díaz, presidenta de la Asociación de Comunidades de la red del Golfo.

Primero, unas 300 familias se vieron beneficiadas con canastas de víveres  y, luego,  se entregaron más de  20 millones de colones en herramientas como: cuchillos, tablas, pesas , mesas de trabajo, mobiliario. Así como, congeladores y cámaras.

La asociación cuenta con el Restaurante El Pescador en Quebrada Honda de Nicoya donde el menú ofrece a los visitantes productos pesqueros de los miembros de la asociación, combinados con otros, característicos de la zona azul.

Nicoya es una de las zonas azules del mundo, estas “se caracterizan por un estilo de vida y medio ambiente que produce longevidad”.

Es por eso que en el restaurante se ofrecen platillos tales como: ceviche de Tamarindo, Tacos de maíz pujagua, ceviche con maíz pujagua, entre otros manjares.

Satisfacción

Para el Banco Nacional es muy satisfactorio impulsar el desarrollo del país y de nuestros clientes.

Durante 15 años, lo hemos hecho por medio del programa Transformando Comunidades, el cual busca fortalecer las asociaciones de desarrollo, para que generen proyectos productivos locales.

Lo anterior, con el fin de que las “utilidades se traduzcan en bienestar para la gente, generación de empleo, más encadenamientos y emprendimiento”, explicó Silvia Chaves Herra, Jefa de Sostenibilidad.

Además, Chaves destacó lo importantes que han sido las alianzas en este proyecto del Golfo de Nicoya.

“La competencia hace que trabajemos separados, pero si nosotros nos unimos obtenemos resultados. Así lo dicen las Naciones Unidas, que hablan de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y uno de ellos son las alianzas para no dejar a nadie atrás y reducir la pobreza”,

Por su parte, el Gerente de Agencia de Abangares, Heisman Brenes explicó que resulta muy gratificante para el Banco Nacional ver hecho realidad un proyecto que nació de las necesidades y sueños de los clientes.