Cuando el emprendimiento tiene rostro de mujer

En Costa Rica, casi un cuarto de las pequeñas empresas está en manos de mujeres y cada año más se incorporan a la actividad económica del país y muchas de sus propietarias son responsables de sacar adelante a su familia. Sin embargo, la gran mayoría no tienen las herramientas necesarias ni el capital de trabajo para hacerlo.

Pensando en ellas es que nació BN Banca Mujer en junio de 2010 bajo la Gerencia de Desarrollo del Banco Nacional y, pese a ser un programa muy joven, cuenta ya con 16.000 usuarias, todas mujeres empresarias del país: el 50% en el área del comercio, el 30% en el campo de los servicios y el 20% en otras áreas como industria, turismo y agricultura.

Mini Pecaditos - Banca Mujer

El programa comprende tres pilares: una línea de crédito para financiar proyectos mediante diferentes tipos de garantía; una tarjeta de crédito, BN Empresaria, con una tasa de interés preferencial para financiamiento de capital de trabajo; y asesoría y capacitación.

El programa es único en Costa Rica porque la capacitación tiene un enfoque de género. Es decir, las empresarias no solo aprenden desde temas básicos como abrir una cuenta de correo electrónico y hacer transferencias en línea, y más complejos como contar con su plan de comercialización y control de gastos e ingresos, sino que se empoderan, adquieren la confianza suficiente para manejar un negocio y elevan su autoestima. Antes de recibir cualquier crédito, se les apoya para que cuenten con un plan de negocios estructurado y bien definido. Para ser parte, se requiere estar al día con las obligaciones con el banco y tener un mínimo de seis meses de ser profesional liberal o contar con una empresa. Es tan fácil como consultar en cualquier agencia del banco en todo el país. (Condiciones aquí)

También se les empuja a ser creativas en sus productos y servicios, a pensar por sí mismas y a crear cosas nuevas, saliéndose de su rol tradicional. De esta forma,  han surgido empresas incluso de seguridad manejadas por mujeres y la innovación las ha llevado a experimentar con  productos como entretenimiento con barro en fiestas infantiles y vitrales aplicados a otras áreas de la decoración.

De acuerdo con María Aminta Quirce, Directora General de Banca Mujer, se  ha visto que las empresas de mujeres tienden a crecer más lentamente, no  por falta de capacidad, sino por su rol en el crecimiento de la familia, ya que deciden sacrificar el desarrollo del negocio en aras del bienestar de los suyos y esto lo toma muy en cuenta BN Banca Mujer.  

Es así como se les apoya con modalidades de ahorro para contar con su propio aguinaldo y salario escolar y también se les facilita la participación en ferias de comercialización y, próximamente, con un catálogo virtual de productos y servicios de clientes de BN Banca Mujer, el cual formará parte del sitio virtual del Banco del Conocimiento de la Fundación Omar Dengo. 

Arte religioso

En convenio con el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y la Universidad Estatal a Distancia (UNED),  BN Banca Mujer también identifica mujeres o grupos de mujeres en riesgo social con potencial para crear su propio negocio, ser sujetas de crédito, recibir la capacitación necesaria y formar parte del programa. 

Pero, ¿cuál es el secreto del éxito para  las mujeres que lo han logrado? Según las experiencias de BN Banca Mujer, no solo se trata de trabajar duro, sino también de conocer y aplicar adecuadamente las herramientas necesarias para el negocio, diferenciar el producto o servicio con innovación y nunca perder la fe y la seguridad en lo que se hace.

Conozca estas historias de éxito en las próximas ediciones del blog. Asimismo, los invitamos a enviarnos sus comentarios y a relatar sus experiencias.