Derecho de Respuesta: Banco Nacional no ha perdido ni un centavo por proyecto hidroeléctrico

  • Proyecto cuenta con garantías establecidas en fideicomiso
  • Montos desembolsados están dentro de periodo de gracia de tres años otorgado por el Banco, hasta fecha de inicio de operación.

Respuesta del Sub Gerente General de Banca Corporativa del Banco Nacional, en relación con el proyecto Hidroeléctrico San Pablo-Capulín.

¿Por qué el ICE invierte en el proyecto Hidroeléctrico San Pablo-Capulín? Banco Nacional financia diversos proyectos, entre ellos, la Planta San Pablo-Capulín, con el fin de promover el desarrollo de infraestructura para la producción de energías limpias. Este proyecto en particular permitirá generar 50 megavatios que abastecerán a una población creciente y las necesidades del sector productivo.

¿Cuál es el valor del proyecto y cuánto puso el Banco Nacional? El valor total del proyecto es de aproximadamente U$150 millones de dólares, de los cuales el BNCR financia una parte (otra muy importante se sufraga con capital  del concesionario o desarrollador).  A esta fecha, el Banco Nacional ha desembolsado menos de la octava parte del  valor del proyecto.

¿Por qué aseguran que el Banco Nacional no ha perdido ni un centavo? Porque el Banco Nacional ha girado los recursos con base en garantías existentes y financió el proyecto basado en un contrato refrendado por la Contraloría General de la República que contempla, entre otras cosas, un fideicomiso de garantía en el que se incluyen todos los tangibles (equipos, fincas) e intangibles (contrato del ICE) que le da la capacidad de pago por la compra y venta de energía.

¿Y si la empresa no paga? Un crédito para un proyecto de esta naturaleza contempla periodos de gracia, que en este caso son de 3 años para comenzar el repago,  ya que se contempla el periodo de construcción.  No hay fondos descubiertos para el BNCR.

¿BN tendrá perdidas? No. Estamos dentro del periodo de gracia, por lo tanto no hay pérdida y estamos en proceso de negociación para que antes de que venza ese plazo, el ICE resuelva el mecanismo mediante el cual el proyecto inicie operaciones y genere los ingresos proyectados.

¿Se invirtió en un proyecto riesgoso? No. El  ICE dio la orden de inicio del proyecto y sobre esa base el BNCR giró entre enero del 2014 y mayo del  2015 los recursos -que representan menos de la octava parte del valor de las obras- cumpliendo con todos los requerimientos de ley. Mientras el proyecto estaba operando bajo la supervisión ejercida por el ICE,  en virtud de que es un proyecto bajo de modalidad BOT, el BNCR dejó de girar preventivamente en el momento en que el ICE comunica la intención de iniciar la resolución del contrato, en julio del 2015.

¿Qué es un BOT? Un contrato BOT típicamente confiere a un tercero la responsabilidad de desarrollar y construir una obra, operarla y posteriormente traspasarla al Estado, en este caso al ICE, una vez que se recuperara la inversión. La Planta San Pablo-Capulín sería construida y operada por un concesionario privado, Hidrotárcoles S.A., con el cual el ICE suscribió un contrato bajo la figura Build-Operate-Transfer (BOT) y que fue refrendado por la Contraloría General de la República.

¿Qué alternativas tiene el proyecto? El ICE y el Banco tienen tres alternativas en caso de resolución del contrato:

  1. Que un desarrollador nuevo a asuma la obra
  2. Que el ICE asuma la obra
    1. Que el  ICE y el Banco por común acuerdo puedan vender la obra a un tercero.