¡Empezá el año con el pie derecho! Definí tu presupuesto para ahorrar más

Oficialmente arrancó el 2022 y es hora de definir tu presupuesto mensual para tomar las riendas de tus finanzas personales en este año nuevo que inicia.  

¿Por dónde empezar? Llegó el momento de dedicar unos minutos del día para sentarse ya sea con las notas del celular, en la computadora o con papel y lápiz para realizar tu presupuesto.

Como principal acción a tomar para tener finanzas saludables, es no gastar más de lo que ingresa a la cuenta bancaria o al bolsillo. Esto permite evitar deudas innecesarias, sobregiros de tarjetas de crédito y hasta crisis financieras en el corto o incluso en el largo plazo.

También es importante tomar en cuenta que cada persona tendrá un presupuesto distinto. Por eso, tenés que definir tus propios rubros, pero aquí te dejamos una guía para facilitar el proceso y brindarte acompañamiento desde el Banco Nacional (BN).

En este tipo de ejercicios, es importante poder identificar y diferenciar los gastos variables de los gastos fijos. Una cita médica puede ser variable, pero si se requiere comprar un medicamento todos los meses, este último entra en los fijos.

Los mejores tips

Identificá por qué la plata no te alcanza, ¿gastás mucho? ¿Tenés problemas de compulsividad? ¿Te da pereza hacer las cosas y pagás para que alguien las haga? ¿Falta de tiempo? ¿Hay alguna persona cercana que te está haciendo gastar de más o que gasta tu dinero sin tu consentimiento? 

Hay muchas razones que provocan el desorden financiero, por lo cual, antes de ponerte metas para este 2022, debés sacar un tiempito para identificar lo que siempre has hecho mal con la plata, cambiar esos hábitos va a ser el principal paso para reiniciar tu billetera este 2022.

Además, deberás acompañar este ejercicio con los siguientes tips:

  • Anotá todos tus ingresos mensuales.
  • Analizá tus movimientos bancarios del mes. ¿Cuánto gastás en gasolina? ¿Cuánto pagás por recibos de luz y agua? ¿Pagás alguna mensualidad?
  • Enlistá tus gastos fijos como el pago de servicios, educación, transporte, alimentación.
  • Incluí los gastos variables como ir al cine, salir a tomar algo o el arreglo de un electrodoméstico. ¡Muy importante! Poné atención a los gastos hormiga, estos pueden drenar el presupuesto, por ejemplo, compras en plataformas de comida rápida, bebidas, recargas celulares y compras en línea. 
  • Verificá cuáles gastos podés recortar, como algún servicio que ya no se utilice frecuentemente, o alguna suscripción innecesaria como servicios de streaming o la cuota de un gimnasio al cual no vas. 
  • No olvidés los imprevistos o gastos de emergencia, un fondo de este tipo siempre será de gran ayuda en caso de ser necesario.
  • Si tenés pagos de deudas, incluilos.
  • Definí los eventos del mes. ¿Alguna fecha especial? ¿Alguna compra específica indispensable, como una nueva cocina o computadora? 
  • Ahorrá, no importa el monto, comenzá con  ₡1.000 colones o lo que esté a tu alcance, lo importante es que creés el hábito. Podés optar por un ahorro programado del BN y así podrás desentenderte de tu ahorro mensual.

Una vez contés con tu presupuesto, podrás saber para qué rubro va destinado cada colón que ingresa a tu cuenta periódicamente. Ahora, la parte más difícil no es tener un presupuesto, es RESPETARLO. Cuando logrés eso, sabrás que lograste tu evolución financiera.

Llevar un orden de tus finanzas te permitirá observar en qué podés mejorar, ahorrar, invertir y cuándo poner una pausa para no desestabilizar tu economía personal.

Incluso, notarás que podés llegar a gastar menos y ahorrar más.

Desde enero, podés hacer una lista de los gastos pendientes a lo largo del año. Por ejemplo, citas médicas, limpieza dental, chequeo veterinario para tu mascota, exámenes de laboratorio, cambio de anteojos, pago del marchamo y revisión del carro.

Así, podés reservar parte de tus ingresos para hacer “check” a esos gastos que llegan en determinado momento.

Si tu última cita médica anual fue en junio de 2021, entre mayo-julio tenés que disponer del costo de la nueva cita. Entonces, si vale ₡60.000, de enero a mayo podés reservar ₡12.000 mensuales.

También podés incluirlo en el presupuesto de un un mes específico y apartar el dinero hasta ese momento, así lo tendrás previsto y no gastarás de más.

Y con no gastar de más no nos referimos a que no te comprés tu helado favorito de vez en cuando, ni decirle “no” un paseo, porque estos gustos pueden incluirse dentro de los gastos variables en tu presupuesto.

¿Qué estás esperando para iniciar tu presupuesto? En nuestro blog BN Más Cerca, encontrarás más información y consejos para cumplir esas metas financieras que te acompañarán durante este 2022. ¡Animate con el BN!