En honor a la verdad

Bernardo J. Alfaro
Gerente General, Banco Nacional

Nos vemos en la obligación de referirnos a la noticia publicada en La Nación el 7 de abril 2022, titulada “Jueces ordenan al Banco Nacional parar exceso en pago de plus a funcionarios”, pues ni el titular ni el contenido de la noticia, obedecen a los hechos y las circunstancias en que se dicta el fallo de la Sala Primera No. 684-F-S1-2022 de las 8:55 del 22 de marzo del 2022, al que se hace referencia.

La Sala en esta sentencia no le ordena al Banco Nacional (BN) absolutamente nada, al contrario, le da la razón sobre la forma en que pagó el SEDI (incentivo por desempeño) del año 2014, en acatamiento de una disposición de la Contraloría General de la República (CGR).

Un grupo significativo de empleados decidió demandar al BN por la forma en que se hizo el cálculo del incentivo del 2014, pagadero en el año 2015, a través de diversos procesos judiciales. Esta sentencia resuelve uno de los más relevantes, el expediente No. 15-008666-1027-CA, en cuyo trámite fue el propio Banco el que pidió la intervención de la Contraloría General, a través de la excepción de litis consorcio pasivo necesaria, en acatamiento de lo dispuesto en el artículo 12 inciso 5 b) del Código Procesal Contencioso Administrativo.

La noticia omite por completo señalar que el BN, una vez firme la resolución de la CGR, desde el año 2015 procedió a pagar el SEDI -correspondiente al período 2014- conforme indicó la Contraloría.

Es precisamente producto de esta actuación del Banco -cumpliendo con lo ordenado por la Contraloría- que los empleados interpusieron las demandas. En el año 2018 se obtuvo una sentencia parcialmente favorable en el Tribunal Contencioso Administrativo, Sección Octava (sentencia N° 63-2018 de las quince horas del 3 de julio del 2018), la cual le dio la razón al BN por haber incluido dentro del cálculo del monto a distribuir por concepto de SEDI, los costos asociados a las siguientes cargas sociales: seguros de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM), aportes al IMAS, INA, Asignaciones Familiares, Banco Popular y de Desarrollo Comunal, Ley de Protección al Trabajador, Fondo de Garantías y Jubilaciones y contribución de la Ley de Asociaciones Solidaristas.  

No obstante, el Tribunal Contencioso había dejado por fuera del cálculo del SEDI, lo correspondiente a los gastos por concepto de aguinaldo, vacaciones y salario escolar. Por ese motivo, en forma separada, tanto el Banco como la Contraloría General, interpusieron un recurso de casación contra la sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo.  

La noticia de La Nación omite destacar el rol fundamental que tuvo el BN en la defensa del caso, al interponer el Recurso de Casación y que el propio fallo recoge en la sentencia de la Sala Primera.  No es cierto que la Sala le ordene al Banco modificar absolutamente ninguna conducta en adelante; al contrario, la Sala Primera acoge expresamente en la sentencia las razones y argumentos dados por la representación del Banco y declara con lugar los recursos interpuestos tanto por el BN como por la Contraloría General, de modo tal que lo que hace es ratificar la legalidad de lo actuado por el Banco Nacional ya desde el año 2015.