En tiempos de COVID 19 cada colón cuenta, ¡cuidémoslo!

San José, 28 de abril de 2020. Debido a la situación económica que está enfrentando nuestro país y el mundo, por la presencia de Covid 19, el Banco Nacional, comprometido con la educación financiera de sus clientes en particular, y los costarricenses en general, ofrece sugerencias en finanzas personales para que las familias tengan opciones para administrar mejor sus recursos financieros.

“La principal recomendación en estos momentos es mantener la calma y ver todo esto desde la perspectiva de que esta situación la vamos a superar. Además de las recomendaciones de salud que nos dan nuestras autoridades, es importante revisar nuestra situación económica apoyándose en un presupuesto familiar para priorizar los gastos y que las necesidades básicas de las familias estén cubiertas”, manifestó la Directora de Responsabilidad Social, Silvia Chaves.

Las sugerencias van en dos vías: evitar gastos de pánico y utilizar el dinero inteligentemente:

Identifique sus ingresos: Determine cuáles son exactamente todos sus ingresos mensuales, fijos y variables y cuáles son las deudas que debe asumir mensualmente. A los ingresos, reste los gastos y las deudas para entender cuál es su panorama real y enfóquese en cubrir las necesidades básicas de la familia, como alimentación, recibos y vivienda principalmente, en forma prioritaria y sin gastar más de lo que ingresa. Si puede ahorrar, hágalo.

Puede ser que algunas familias estén enfrentando el desempleo, o vean disminuidos sus ingresos ante esa situación, por lo que deben recortar gastos y todos los miembros deben entender la razón de las medidas. En caso de que no haya ingresos, se puede recurrir a ahorros que tengan en cuentas o fondos de corto plazo, para cubrir prioridades e iniciar la búsqueda permanente de otras fuentes de ingreso, mientras se estabiliza la situación. Hasta donde sea posible, resguarde los ahorros de largo plazo y los fondos voluntarios de pensión.

Fortalezca su hábito del ahorro: Se recomienda que las personas refuercen sus hábitos de ahorro en todo lo que hacen y en forma permanente. Piense en formas de cómo obtener los mismos o mejores resultados con menos dinero: por ejemplo, no desperdiciar alimentos, reducir el uso de electricidad, agua, teléfono y gasolina en el hogar, comprar solo necesario, decidirse a ahorrar dinero destinado para gastos no relevantes en este momento, aprovechando todas las oportunidades de quedarse en casa.

Si tiene créditos vigentes:  Las autoridades e instituciones financieras avanzan en tomar acciones en beneficio de empresas y las personas que se están viendo afectadas, si usted se está viendo impactado, manténgase informado de cuales son dichas acciones y como puede acceder a ellas, para esto, aproveche los medios digitales disponibles en la medida de lo posible.

Solidarícese: Si usted es de los que a pesar de esta situación no se ha visto afectado severamente y puede continuar atendiendo de forma normal sus diferentes obligaciones, incluidas las contraídas con alguna entidad financiera, es una de las formas de solidarizarse y facilitar que los esfuerzos y recursos se dirijan a quienes más lo requieren en cada momento.

“La importancia de la educación financiera radica en estar preparados para el futuro. Hoy, esta crisis nos muestra lo importante que es aprender a controlar nuestras emociones diariamente, para no gastar todo siempre y entender que hay que guardar para situaciones de incertidumbre como esta, para estar mejor preparados”, expresó Chaves.

El Banco Nacional continúa trabajando el tema de la educación financiera, brindando charlas en alianzas con el Consejo Consultivo de Responsabilidad Social, el Ministerio de Industria y Comercio, la Cámara de Industrias y empresas privadas. Además, continúa desarrollando el Gimnasio Financiero, con la Fundación Omar Dengo y brinda asesoría mediante su programa de Embajadores Financieros.