Enseñe a sus hijos la importancia de ahorrar

Una alcancía con forma de chanchito, quizá es uno de los primeros recuerdos de infancia que muchos tenemos de cómo nuestros padres nos introdujeron al mundo del ahorro. 

El hábito de ahorrar es la mejor herencia que usted le puede dejar a sus hijos.

En noviembre, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) celebra el Día Universal del niño y la niña, para recordar los derechos de los infantes, entre ellos, los derechos económicos.

Según diversas investigaciones  es de vital importancia  que los padres de familia enseñen a los niños y niñas estrategias para ahorrar y administrar su dinero, con el fin de que sean exitosos en su economía personal en el futuro.

Además, que predicar con el ejemplo suele ser uno de los métodos más efectivos para que sus pequeños aprendan a ahorrar dinero. Es decir, si usted es una mamá o papá que ahorra, es probable que sus hijos lo hagan también.

Aunque aquí hay algo que se debe tomar en cuenta, para que esas enseñanzas sean fáciles de entender para los niños, se requiere introducir estos conceptos de manera lúdica. A fin de cuentas ellos se expresan a través del juego.

Salud financiera desde la infancia

En caso de que su hija o hijo desee un juguete nuevo, un dispositivo móvil u algún otro objeto de valor pueden fijar una meta y enfocarse en ahorrar para conseguirla.

Los expertos de Finanzas con propósito recomiendan que este objetivo no se prolongue demasiado, pues podría ser que sus hijos se desmotiven o impacienten  y esa no es la idea.

Otro de los consejos que también se brindan cuando de educación financiera se trata es explicarle a los niños que el dinero se obtiene después de realizar una labor.

Entonces, es bueno contarles que sus padres reciben un salario a cambio de un trabajo que realizan todos los días, en el que se comprometen y en el que son responsables de las tareas que se les asignan.

Es relevante que cuando se comparten consejos para aprender a ahorrar con los niños, ellos entiendan la importancia de la constancia, por ello, si usted les regala una alcancía y les enseña a depositar monedas diariamente, podrán visualizar mejor el concepto.

Aprender a ahorrar

Que sus hijos identifiquen cuál es la mejor forma de ahorrar para ellos, requiere de un proceso y también de tiempo.

Si fijan una meta para comprar algo que ella o él desean, un libro o un regalo, puede que no se requiera todo el monto ahorrado para comprar el objeto.

Si eso sucede, aproveche para enseñarles a tomar decisiones. Explíqueles cuáles serían los escenarios posibles si decide guardar el monto restante, seguir ahorrando para comprar algo más que desee o bien, qué pasaría si lo gasta.

Los expertos también aseguran que otra de las estrategias que pueden implementar los padres para que sus hijos aprendan a ahorrar y en el futuro gocen de una buena salud económica es la mesada.

“Los niños que la reciben se pueden sentir más responsables de su dinero y pueden hacer un mayor esfuerzo por manejarlo, siendo más eficiente su uso”, afirma un estudio titulado Incidencia de las estrategias de alfabetización económica de los padres en el ámbito familiar sobre el desarrollo del pensamiento económico de los hijos . 

También es conveniente que ayude a sus hijos a entender cuál es la diferencia entre algo que desean y algo que necesitan, por ejemplo, puede que quieran un videojuego nuevo, pero puede que necesiten una computadora o tableta para estudiar.

De esa forma, será más sencillo para ellos aprender a administrar sus gastos mensuales conforme vayan creciendo.

Y finalmente, cuéntales sobre el banco y cómo este le puede ayudar a cumplir sus objetivos de ahorro.

Nosotros ofrecemos la BN Débito Juvenil, una tarjeta para que los más jóvenes aprendan a comprar y también a administrar su propio dinero.

Anímese y ayude a sus hijos a dar sus primeros pasos en el mundo del ahorro. No se arrepentirá.