Entre nosotras: apoyo en la adversidad

Cinthya Morera Hernández (*) 

En el recién pasado Mes de la Mujer y aún en medio de las urgencias y congojas que tenemos en estos días de propagación del COVID-19. Lo cierto es que nunca está demás subrayar la importancia del esfuerzo que la sociedad hace como un todo para dignificar y profundizar el aporte de este grupo poblacional en el desarrollo económico del país.

Para las valientes mujeres que hoy enfrentan el cómo sostener su ejercicio laboral o sus negocios, queremos ofrecerles un mensaje de aliento. Porque si una vez aquel 8 de marzo de 1857, una nube de fuego calcinó a aquellas obreras en una fábrica de New York. Lo cierto es que esa nube se levanta cada año para ofrecernos certeza de que saldremos adelante en conjunto con un país que nos necesita.

Sin distingo de género, pero conociendo cada caso, el Banco Nacional abrió la posibilidad para que ustedes mujeres esforzadas, que, podrían presentar una situación difícil, puedan consultar y obtener respuestas por temas relacionados con su financiamiento en colones de su pyme o de su vivienda, u otros, con opciones varias que van desde acomodos de tasas o plazos hasta nuevos créditos con condiciones más favorables.

En específico y por las alertas de desempleo se flexibilizaron medidas de crédito del BN, a partir de este 26 de marzo. Para Pequeña empresa y Microempresa: todos los deudores y deudoras de este segmento con pago de cuota variable, podrán prescindir de su pago de las cuotas los próximos 4 meses, para trasladarlas a la cuota final del crédito. Para clientes con crédito de Vivienda, Consumo y Vehículos, deudores no asalariados: podrán prescindir de su pago de las cuotas de los próximos 3 meses, para trasladarlas a la cuota final del crédito. Ambas medidas automáticas.

Y para abril, todos los no asalariados con tarjetas de crédito, automáticamente se les trasladarán los pagos mínimos de sus cuotas de los próximos 3 meses, a las cuotas mensuales pagaderas a partir del cuarto mes.

Entendemos lo dramático del momento y nos negamos a creer que no podremos superar el momento. Esto lo sopesamos con la certeza de que hemos apoyado a más de 400.000 empresas micro y pequeñas, muchas en manos de mujeres.

A 10 años de BN Mujer

Al término del 2019 -cuando el programa BN Mujer cumplió su décimo aniversario- se apoyaron a más de 1.600 mujeres empresarias con servicios no financieros como capacitaciones, participación en ferias, ruedas de negocios,  entre otros. Se encontraban activos 2.026 créditos otorgados para el desarrollo de proyectos productivos de personas en condición de pobreza, gracias al aporte del 100% de garantías del FIDEIMAS, y donde es vital el papel de las mujeres, muchas de estas cabezas de hogar. Además, bajo la iniciativa Juntos Salvamos Vidas se benefició en el 2019 a 60 mujeres brindándoles acceso a servicios de salud.

Hoy este programa contempla en total más de un millón cien mil clientas, de las cuales 150 mil son mujeres empresarias, todas ellas nos han confiado sus necesidades financieras, confiando en el Banco Nacional como su aliado su aliado por excelencia.

De frente al COVID-19

Tenemos la afectación del COVID-19, cuando ya sabemos que el Foro Económico Mundial sobre la Brecha de Género Global para 2020, nos dijo que Costa Rica ocupa el puesto 13 de un ranking de 153 países, pero específicamente en participación económica, esta brecha se agrava, ocupando el puesto 112. Las mujeres aquí sufren más desempleo que los hombres, con una tasa de desempleo del 16,7% frente a un 9,6% para los hombres, a pesar de contar con la mayor parte de los diplomas universitarios.

La banca contemporánea está obligada a tener acciones en concordancia con el desarrollo sostenible y con los objetivos de Naciones Unidas, ponderando la equidad. Debemos asentar hoy más que nunca la defensa de los derechos ganados hace mucho rato. No tengamos reparo al volver a mirar aquel 8 de marzo, porque la historia nos dio el preciado regalo en marzo de 2020. 163 años después, demostrar que las mujeres podemos junto a un país completo, de levantarnos con coraje una vez más en medio de lo que hoy vive nuestro país y el mundo entero. 

 (*) Directora de Desarrollo y Mujer, Banco Nacional.