Generación Z quiere ahorrar, emprender e invertir

Ser más inteligentes con el dinero, emprender y empezar a ahorrar desde temprano es una de las necesidades que tienen los jóvenes de la generación Z (aquellos nacidos después de 1994).

Así lo revela un estudio desarrollado por WGSN, una consultora especializada en tendencias de consumidor y diseño.

Entre las principales revelaciones se encuentran que esta generación sufre de ansiedad financiera que comenzó durante la crisis de 2008, cuando escuchaban hablar a sus padres sobre la pérdida de empleo y las casas embargadas.

Ese contexto les ha servido de base para adaptarse rápidamente a la nueva realidad impuesta por la pandemia y, aunque son una generación con menos probabilidad de endeudarse, sin duda, las repercusiones del coronavirus los motivarán a ahorrar aún más.

El estudio también perfila a estas personas nacidas a mediados de los noventas como emprendedores.

Deseosos de ahorrar y emprender

Debido a que estos nativos digitales han crecido de la mano de mercados en línea donde compran productos, también ven fácil configurar sus propias tiendas y vender artículos u ofrecer servicios de tutoría en línea.

Estos hallazgos de WGSN son respaldados por una investigación de YPulse, en el que los jóvenes de esta generación y también los millennials detallaron cuáles eran sus objetivos financieros para el 2021.

Y esto fue lo que respondieron:

Entre los jóvenes de 13 a 39 años

  1. Ahorrar dinero o aumentar los ahorros.
  2. Ganar u obtener más dinero.
  3. Estabilidad financiera / Vivir cómodamente.
  4. Pagar deudas / préstamos.
  5. Conseguir un trabajo / Cambiar de  trabajo.
  6. Comprar una casa / apartamento.
  7. Adquirir un carro.
  8. Comprar acciones / invertir dinero.
  9. Iniciar / expandir mi negocio.
  10. Alquilar una casa / apartamento.

Sin embargo, el estudio de WGSN señala que los mismos nativos digitales a pesar de tener deseos de incursionar en temas de inversión, quieren más educación financiera.

Por eso, la investigación señala que: “Esta brecha de conocimiento está abriendo un gran apetito por la educación y el asesoramiento financiero confiable”.

Aunque aclara que al no encontrarlo, los consumidores jóvenes recurren a plataformas de redes sociales como YouTube y TikTok para obtener información. Lo anterior a pesar de la falta de confianza.

Es decir, los  consumidores de la Generación Z son usuarios entusiastas de las herramientas digitales de tecnología financiera, pero también están deseosos de obtener consejos confiables de expertos en el tema.

El Banco Nacional ofrece de forma gratuita un Gimnasio Financiero, para que las personas aprendan a ejercitar sus finanzas.Podés conocer más, ingresando a este enlace.