Hotel Caña Brava en Cañas Guanacaste opera con energía fotovoltaica

Con la fuerza del Sol y del Banco Nacional

 

  • Empresarios ahorran millones de colones al implementar tecnologías para la generación de energías limpias.

 

La energía del sol se ha convertido en la principal aliada del Hotel Caña Brava, ubicado en Cañas, Guanacaste. Más de 450 paneles ubicados en el techo de hotel  convierten los rayos solares en casi 20 mil KW  hora por mes,  suficientes para cubrir el 100% de las necesidades del negocio.

Las 31 habitaciones más la cocina, restaurante, piscina y otras áreas funcionan con la energía fotovoltaica, también conocida como energía solar,  esto significa que la factura eléctrica se redujo de más de 2 millones de colones a solo 50 mil, la tarifa básica que cobra el Instituto Costarricense de Electricidad a industrias.

Además de la reducción significativa en el pago de la electricidad, el impacto al medio ambiente se reduce al mínimo, debido a que no existe ningún costo asociado en la generación de la energía, no hay combustibles operando plantas eléctricas, ni tampoco movimientos de agua para el movimiento de turbinas, que puede tener efectos en los ríos y bosques cercanos para la construcción de las represas.

Randall Porras es el dueño y Gerente General del hotel Caña Brava y desde muy joven ha estado vinculado al negocio hotelero, con muy poco conocimiento del tema de la generación de energía solar pero con la innovación como uno de sus valores, buscó asesoría técnica y financiera para poder  lograr que su hotel funcione al 100% con energía limpia. El respaldo técnico lo solucionó con Enertiva, empresa de ingeniería y el soporte económico con el Banco Nacional.

“Un proyecto como este requiere de una inversión importante. Además de la buena intención que uno tiene como empresario, siempre se necesita de una inversión económica y para eso siempre he contado con el Banco Nacional, desde el inicio apoyaron la idea les agradezco mucho su respaldo y asesoría” indicó Porras.

Un proyecto ejemplar: El Hotel Cañas Brava, nace hace más de 8 años.  Cuenta con 25 empleados y es una empresa familiar liderada por Randall Porras. Los principales clientes son agentes de ventas y  ejecutivos. Un negocio exitoso, generador de empleo y con conciencia ambiental.

Con una inversión de más de USD $300 mil, el Banco Nacional financia en su totalidad este proyecto de energía solar “Nos sentimos muy orgullosos de ver el sistema instalado y en funcionamiento, este  el primer proyecto grande de este tipo, en el ámbito hotelero, que financia el Banco Nacional y responde a nuestra política de Responsabilidad Social de protección al medio ambiente. El Banco también financia proyectos de energía eólica e hidroeléctrica,  siempre en la línea de generación de energías limpias”, indicó Juan Carlos Corrales, Gerente a.i.  de la institución.

El Banco Nacional también ofrece financiamiento a empresas interesadas en seguir el modelo de Hotel Caña Brava y pone a disposición de los comercios créditos que impulsen el crecimiento de los negocios con balance ambiental. Los paneles solares tienen una vida útil de aproximadamente 25 años,  periodo suficiente para recuperar la inversión.