Innovamos en Comunidades: La Legua de Los Naranjos de Aserrí

El Banco Nacional genera la creación de empresarios comunales como parte de sus programas de Responsabilidad Social.  Por esa razón, a partir del 2011, comenzó un interesante programa que apoya el desarrollo de proyectos comunales productivos. En alianza con DINADECO, el Banco Nacional ha invertido a la fecha ₡358.000.000,00 en la creación e impulso de ideas que hoy son negocios.

Familias como las de La Legua de los Naranjos de Aserrí son ejemplo de que los sueños pueden ser realidades, que se convierten en nuevas fuentes de empleo, desarrollo y crecimiento para sus comunidades.

 Proyectos de gestión ambiental, comercial y de turismo rural son iniciativas que han surgido en el seno de 25 comunidades que hoy ejemplifican el trabajo conjunto entre las comunidades e instituciones como el Banco Nacional y DINADECO.

De esta manera, en el marco de las estrategias de Responsabilidad Social, el Banco Nacional ha orientado una parte de sus recursos a apoyar proyectos productivos por medio de los cuales promover el crecimiento de pequeñas empresas comunales. Hoy se cuenta con proyectos exitosos que abordan temas de sostenibilidad ambiental, cultura, turismo, servicios y manufactura.

Comunidades como Guararí de Heredia, Concepción de Pilas de Buenos Aires de Puntarenas, Guápiles, San Miguel de Sarapiquí, San Gerardo de Rivas de Pérez Zeledón, San Luis de Monteverde y La Legua de los Naranjos de Aserrí, son algunos de los ejemplos de comunidades organizadas, que en torno a la figura de las Asociaciones de Desarrollo Integral y mediante el Programa de Apoyo a Proyectos Comunales, promueven la generación de pequeñas empresas que se traducen en empleabilidad, posibilidades de crecimiento y desarrollo en sus zonas.

Para el Banco Nacional es un honor trabajar con estas comunidades pujantes, ya que mediante  el impulso de proyectos productivos, hemos logrado estar más cerca de nuestra gente y del desarrollo del país.

La Legua de los Naranjos: Turismo rural comunitario

La Legua de los Naranjos de Aserrí es una comunidad rodeada de enorme belleza natural que le representa una fortaleza y una oportunidad para desarrollar proyectos turísticos en la zona.

Hace un año su principal fuente de empleo era la agricultura de temporada. Para los jóvenes esto significaba una necesidad de dejar su comunidad para buscar nuevas fuentes de empleo.

Mediante el Programa de Apoyo a Proyectos Comunales entre el Banco Nacional en alianza con DINADECO, se propuso desarrollar un proyecto de turismo de aventura, para aprovechar las condiciones de acceso que ofrece la zona.

 

 

 

 

Fue entonces que el proyecto inició a través de la Asociación de Desarrollo Integral de La Legua, dando sus primeros pasos en temas de capacitación, para poder visualizar el potencial turístico de su geografía.

Aunque originalmente no se tenía conciencia del potencial que tenía en su paisaje rural, con esta capacitación en turismo, se fueron descubriendo estas ventajas que les proporcionaba el sitio donde se ubican, ya que la comunidad no contaba con conocimientos al respecto.

Hoy el proyecto está liderado por jóvenes que vieron las posibilidades de este negocio comunal y como a través de éste podían generar nuevas fuentes de empleo que beneficiara a mucha familias de la comunidad.

Actualmente cuentan con su perfil de FB La Legua de Los Naranjos y una oferta de servicios turísticos de aventura. Un aproximado de 20 familias se están viendo beneficiadas con el desarrollo de propuestas de turismo de aventura, caminatas a sitios que alcanzan hasta los 2.506 msnm, lugares para acampar, tour agroecoturísticos, platillos típicos, guías bilingües entre otras atracciones.

Lo importante de este proyecto es que por medio de él, ha comenzando un giro en el desarrollo de su comunidad, paso a paso están comenzando a ver frutos en torno al proyecto que inicio como una idea de negocio con la asesoría financiera del Banco Nacional y la técnica comunal a cargo de DINADECO.

 

INFORMACION ADICIONAL DE LA COMUNIDAD

Cerro Dragón y Cuarteles.

Estos cerros están protegidos por la Reserva Caraigres. Son 4000 hectáreas, su altura máxima es de 2506 metros sobre el nivel del mar. Temperatura 15 grados centígrados, además presenta en sus partes más altas grandes corrientes de viento acompañadas de neblina. Es un terreno quebrado y protege cantidad de agua. La parte suroeste de atrás es roca completamente desnuda.

En la cumbre del cerro dragón la vegetación es achaparrada, dominada por ericáceas y melastomatáceas de pequeña altura, el dosel se ve limitado por los vientos alcanza 15 metros de altura o menos con sotobosque muy denso. las hojas de la mayor parte de los arbustos son gruesas y coriáceas con ramas fuertes para resistir los vientos.

Se puede encontrar un bosque montano bajo característico de las mayores elevaciones de la cordillera central y talamanca, con magníficos robles su altura  es de 30 metros en el cual predominante, cubiertos de musgos, líquenes, epífitas, bromelias. Encontramos en estos bosques gran variedad de aves, mamíferos y microorganismos, es un bosque Tropical- Húmedo, ideal para los amantes de la naturaleza  y caminatas largas.   (CP-AP-05)10-04-13