“La clave del éxito es creer en uno mismo”

Paola Chaves Ramírez

Dirección de Relaciones Institucionales y Responsabilidad Social

Hace tres años, cuando tenía 25 años, Marcela Calderón decidió enfocar todo su esfuerzo y trabajo en convertirse en una empresaria exitosa. Hoy, la joven emprendedora convirtió esos anhelos en su nueva realidad.

La empresa que Marcela lidera es Agencia de Mercadeo Global (AMG S.A), y está dedicada a la venta de promocionales corporativos, es decir todo tipo de artículos para empresas con logos o imagen institucional. Su público meta son únicamente compañías, ya que existen cantidades mínimas de producción. 

“Tengo tres años de tener la empresa y la idea nace de mi necesidad de independizarme y dejar de hacer plata a otros con mi trabajo, trabajo que podía enfocar sólo para mí bienestar”, expresó Calderón. 

Siempre trabajó en cobros y ventas de diferentes empresas. Recibía un salario estable todos los meses, sin embargo un día se determinó a dejar las condiciones injustas para el empleado y convertirse en su propia jefa. 

“Llega el momento en que ya uno no se siente cómoda y aunque ser mi propia jefa y tener mis horarios tiene mucha más responsabilidad. Soy la responsable si prospero o no, adiós a la seguridad de recibir todos los meses un salario seguro, aquí si uno no trabaja no progresa. Se trabaja más que siendo un empleado”, comentó Marcela. 

El inicio de un sueño. “Yo estaba en mi hora de almuerzo en el trabajo y una compañera me llamó para que viera una entrevista sobre Banca Mujer, no había terminado la entrevista cuando llamé. Ahí empezó el proceso de tener mi empresa, con un préstamo en Banca Mujer y  desde entonces son mis compañeras fieles”, narró la joven empresaria. 

El día que su crédito fue aprobado pensó en muchas ideas de negocio, desde bazares hasta tiendas de ropa Fue entonces cuando su novio le aconsejó que incursionara en el mercado de los artículos promocionales. 

Al momento no entendió de qué se trataba, pero decidió darle una oportunidad a la empresa que llamó Promocionales AMG S.A. Empezó a llamar a las empresas sin saber cómo funcionaba ese mercado, pero logró adecuarse y en la primera semana vendió 800 mil colones.

“De la mano de Banca Mujer he ido creciendo y aprendiendo cosas nuevas, puedo decir que gracias a las capacitaciones he crecido muchísimo y tengo conocimientos que no tendría de no ser por ellas. Soy yo la que llevo una empresa, que la administro, pago impuestos y asumo todas las responsabilidades,  uno se da cuenta que sí se puede y que gracias al programa del Banco Nacional es que estoy aquí y dirigiendo mi empresa con éxito”, dijo Marcela. 

Dice ser una clienta fiel y satisfecha, ya que por experiencia sabe que el programa funciona en todos los ámbitos: personal y profesional. Ha sido testigo que con las capacitaciones las mujeres creen en sí mismas y hay un empoderamiento que nunca habían tenido.

“Las capacitaciones no sólo le ayudan a uno en el ámbito profesional sino como mujer, a estar seguro de uno mismo y confiar en que sí se puede. Y de ahí es donde yo veo a las mujeres y les digo si tiene un sueño, cúmplalo yo sé que en Banca Mujer le pueden ayudar”, indicó la joven. 

Jamás imaginó que en tres años podía crecer tanto, ha logrado cosas que ni por la mente le pasaron. Y aunque no tenga un título universitario se siente una profesional, porque considera a  Banca Mujer su universidad. 

“Yo quiero permanecer siendo una clienta activa, y por eso ahorita tengo un crédito nuevo porque las ventajas son muchas y me ayudan a crecer. Mi empresa me ha permitido realizarme, ahorrar, reinvertir el dinero, ser quien soy”, comentó orgullosa Marcela. 

Dentro de esos beneficios están las capacidades adquiridas para abaratar costos e importar la materia prima, saber cómo se publicita en redes sociales y recibir más del 100% en ganancias,  poner en práctica destrezas de servicio al cliente, obtener contactos internacionales y nacionales, asistir a ferias y lugares para hacer negocios. 

Actualmente, tiene 45 clientes activos que facturan todos los meses. Al día hace 50 llamadas, entre clientes de seguimiento, potenciales y nuevos, todos los días busca empresas nuevas para ofrecerle sus servicios. 

Esta joven de 28 años, ha aprendido a creer, que lograr los sueños sí es posible y que hay que aprovechar las oportunidades que hay.

“Todos somos capaces de lo que nos propongamos. No hay que morirse sin cumplir el sueño, hay que tirarse al agua, gracias a ellas (Banca Mujer) es que sé todo esto”, terminó Marcela. 

Para más información de los productos puede visitar “Promocionales AMG” en Facebook. ((https://www.facebook.com/PromocionalesCR)