Nuevas opciones de compras de saldo e hipotecas para clientes de crédito de vivienda

Banco Nacional lanza dos nuestras estrategias en vivienda bajo el nombre “Te compro tu saldo” y “Llenado de Hipotecas”, con el fin de ofrecer más beneficios a los clientes que ya disponen de créditos de vivienda en el sistema financiero, en términos de liquidez, oportunidad de ampliar y remodelar, así como procurar que tan importante activo familiar mantenga su valor.

Te compro tu saldo.  Con esta estrategia el Banco Nacional beneficia a quienes tienen sus créditos de vivienda con tasas altas de otros intermediarios financieros. La estrategia “Te compro tu saldo” sirve para trasladar la operación de vivienda a colones con plazos más largos y con una de las mejores tasas en cuota por millón. El objetivo es mejorar la liquidez aprovechando las condiciones que ofrece el la institución.

Este traslado de hipoteca tiene el siguiente esquema de financiamiento: del mes 1 al mes 12 se ofrece Tasa Básica Pasiva (TBP) + 1,75% (es decir 8,55%); del mes 13 al mes 48 se ofrece TBP + 2,75% (es decir 9,55%); el resto del plazo se ofrece TBP+ 4,50% (es decir 11,6%). Para el primer año y con la tasa señalada para ese periodo, la cuota por millón inicial es de ¢7.370.

“En este esquema también se rebaja en un 50% la comisión de formalización y adicionalmente se utilizan notarios de planta, con lo cual el cliente se ahorraría un porcentaje importante de los honorarios legales por el traslado. Únicamente habría que pagar peritaje, la deshipoteca del crédito y la constitución de la nueva hipoteca. Es factible incluir en el financiamiento dichos gastos si hay capacidad de pago y cobertura de la garantía hipotecaria”, explicó Mynor Retana, Director de Banca Hipotecaria del Banco Nacional.

Llenado de hipotecas. Esta segunda estrategia está dirigida para aquellos clientes que desean ampliar y remodelar su casa de habitación (incluida la compra e instalación de paneles solares), y que ya tienen su vivienda financiada con el Banco Nacional, con un mínimo 5 años de antigüedad. Dichas ampliaciones y remodelaciones la pueden realizar respaldadas con la hipoteca vigente y hasta por la suma de ¢25 millones, con solo aportar fiadores y por el plazo que resta al original de la hipoteca. El crédito se tramita en las mismas condiciones crediticias señaladas para la anterior estrategia.

Ambas estrategias refuerzan las opciones que ofrece el Banco Nacional como soluciones financieras para las necesidades de vivienda, con trámites ágiles y de bajo costo.