Carga adicional provocaría que no se otorguen casi 74.000 millones de colones en crédito

  • Este efecto significaría un golpe a la reactivación económica, impidiéndose otorgar casi 15.000 créditos a las micro y pequeñas empresas o casi 2.500 créditos de vivienda a personas.
  • Actualmente, ya más del 60% de las utilidades que recibe el Conglomerado Banco Nacional ya son trasladadas al Gobierno Central y entidades con fines específicos.
  • Por disposiciones normativas vigentes, otorgar más recursos de las utilidades representa una limitante para otorgar crédito.
  • Si como alternativa se adoptara la propuesta del Banco, al Gobierno Central le ingresaría más del doble de lo que recibiría con la contribución que ha planteado.

San José, 10 de febrero de 2020. El Conglomerado Financiero Banco Nacional de Costa Rica (CFBNCR) reconoce la urgente e impostergable necesidad de sanear y dar sostenibilidad a las finanzas del Gobierno Central, pues altos niveles de déficit tienen como consecuencia, entre otros elementos, la presión al aumento de las tasas de interés y, por ende, a un aumento en los costos de fondeo y captación de ahorros para los bancos, lo cual a su vez atenta contra la recuperación económica.

Si el costo del crédito es mayor, disminuye su demanda y se propician menores posibilidades de generación de empleo. Paralelo a ello, el alza en las tasas de interés conlleva un aumento en cuotas, mayores niveles de morosidad y desaceleración del consumo. Por lo anterior, es muy importante para el país que se concrete un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y así tener expectativas positivas hacia la recuperación.

No obstante, advierte sobre las consecuencias de que la banca pública esté incluida en el proyecto 22.384 “Aporte Solidario y Temporal Sobre la Utilidad de las Empresas Públicas al Pueblo Costarricense para el Ajuste Fiscal” y manifiesta lo siguiente:

Sobre la contribución actual.

El CFBNCR ya contribuye con el pago del impuesto de renta del 30% de sus utilidades, y también con una serie de cargas parafiscales (Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte de la CCSS, Conape, Infocoop y Comisión Nacional de Emergencias) que representan cerca de otro 30% adicional. Es decir, ya hoy, más de un 60% de las utilidades son trasladadas al Gobierno Central o a entidades con fines específicos.

Entre impuestos y cargas parafiscales, el CFBNCR aportó 45.671 millones de colones en 2019 y 38.129 millones de colones en 2020.

Efectos sobre el crédito:

Por disposiciones normativas vigentes, los bancos, tanto públicos como privados, debemos tener cierto nivel de patrimonio para colocar recursos en crédito, de tal modo que otorgar más recursos de las utilidades representaría una limitante para el crecimiento de dicho crédito; cada colón adicional de utilidad que el Banco Nacional deba trasladar al Gobierno Central conllevará que se deja de prestar alrededor de 10 colones.

Para el período 2021-2024, dadas las utilidades proyectadas por el CFBNCR, se estima que la contribución adicional sería de 8.334 millones de colones, lo que significará dejar de dar en crédito en el período 2022-2025, la suma de 73.881 millones de colones.

Esa cifra que se deberá dejar de otorgar en crédito es equivalente al monto en el que creció la certera de crédito del Banco en 2020.

El monto de los casi 74.000 millones que se dejarán de otorgar en crédito en el período 2022-2025, implica que se dejarán de otorgar casi 15.000 créditos a las micro y pequeñas, o casi 2.500 créditos de vivienda a las personas, utilizando parámetros históricos de promedios de montos de crédito. Recordemos que más del 40 % de la cartera de crédito colocado por el BN se encuentra colocado en 75.000 Micro, Pequeñas y Medianas empresas que constituyen a su vez casi el 40% del total de clientes de crédito del banco.

Se estima que cada punto porcentual menos de crecimiento en el crédito se asocia, luego de un año, con hasta 0,34 puntos porcentuales menos de crecimiento del PIB. Por ello, sabemos que el aporte adicional propuesto provoca un golpe a la reactivación económica tan urgente en este momento.

Nuestra propuesta:

Como alternativa, el Banco Nacional propone un planteamiento de sustitución de la contribución actual de las cargas parafiscales, por un dividendo único al Gobierno, que le permita a este hacer uso de los recursos según sus necesidades y no lo limita a fines predefinidos. De hecho, esta propuesta le genera al Gobierno una duplicación del aporte, sin que eso menoscabe la sostenibilidad del Banco Nacional ni del Régimen del IVM, pues esta contribución se mantendría.

En ese escenario, el CFNBCR contribuiría (adicional al impuesto de renta) con el Gobierno Central en el período 2021- 2024, con 19.044 millones de colones, que son recursos nuevos que hoy no le están ingresando, mientras que con la contribución adicional planteada el aporte en ese período sería de 8.344 millones de colones, es decir, 10.710 millones menos. Si se adopta la propuesta fiscal del banco, le ingresaría al Gobierno más del doble de lo que recibiría con esta contribución que ha planteado.