Programa PIAD, patrocinado por el Banco Nacional, ganó premio como emprendimiento ejemplar en América Latina

Por su alto impacto en la innovación institucional, el Programa de Informatización para el Alto Desempeño (PIAD), patrocinado por el Banco Nacional, fue reconocido con el Premio Stephan Schmidheiny Innovación para la Sostenibilidad en Costa Rica.

El premio fue otorgado al señor Luis Daniel González Aguiluz, director general del PIAD, por ser el líder visionario y emprendedor de implementar y desarrollar esta iniciativa a nivel nacional. González Aguiluz, de 49 años de edad, obtuvo uno de los dos premios en la categoría de Innovación Institucional. Él es abogado y obtuvo un PhD en Development Economics en el Institute of Development Studies (IDS), de la Universidad de Sussex en Inglaterra.

La otra persona galardonada en la categoría Innovación Institucional fue Andrea Carolina Benavides del programa Corporación Ocasa de Colombia. Los otros seis ganadores de los premios Stephan Schmidheiny fueron en las categorías Innovación Ambiental, Innovación productiva y Emprendimiento social, para un total de ocho galardones, dos por cada categoría.

El PIAD es un sistema de información gratuito que disminuye la sobrecarga de trabajo de los docentes, empodera la gestión

administrativa y genera información para la atención individual de los estudiantes. Nació hace 14 años en la escuela Elías Jiménez en San Rafael Debajo de Desamparados como una iniciativa de la sociedad civil y es oficialmente la herramienta informática de gestión del MEP, usada por más de 50,000 docentes y 1,800 centros educativos.

En apoyo a la educación costarricense y con el objetivo de darle una esencia real a los principios de Responsabilidad Social, el Banco Nacional viene desde el 2006 apoyando económicamente este programa, creado por educadores nacionales y apoyados por el Ministerio de Educación (MEP). Su promotor e impulsor es la Asociación para la Innovación Social (ASIS), que a su vez es acuerpada en esta tarea por la Asociación de Empresarios para el Desarrollo (AED), la Fundación CRUSA y la Asociación Nacional de Educadores de Segunda Enseñanza (ANDE).

El objetivo del Programa Piad es simple y duro: lograr en todo el país que el 100% de la población estudiantil no pierda ninguna materia, asista a clases más del 90% por ciento de las lecciones efectivas, que el 100% de quienes lo necesitan reciban becas, que quienes no tienen comida en la casa coman dos veces al día en el comedor y que quienes tengan problemas de vista, oído, anemia o sobrepeso sean bien atendidos. Los ejemplos dan cuenta del impacto y del ahorro de recursos. En el 2012 un auditoraje del MEP en 2.000 centros educativos estimó que la matrícula que se realiza con el PIAD, produce un ahorro de más de ¢1.000 millones de colones al año, monto que se gastaba en la corrección del uso de datos falsos de matrícula bajo un sistema manual.

Los Premios Stephan Schmidheiny se otorgan a aquellos líderes que hayan iniciado un proyecto –ya sea en una organización nueva o en una ya existente- que impulse la creación de valor excepcional por su magnitud de impacto y/o grado de innovación en términos sociales, ambientales, de producción responsable o de innovación institucional. El premio es para el líder innovador, no para la organización que ha creado o en que trabaja. Con este reconocimiento se pretende apoyar a los mejores emprendimientos en América Latina y subsidiarlos para expandir su visión; mediante un fondo de hasta $15,000 por empresa. Esta es le primera ocasión en que se realiza esta premiación por parte del Centro de Intercambio de Conocimientos (CIC), el cual forma parte de las iniciativas del décimo aniversario de VIVA TRUST, fundado el 12 de marzo de 2003 por el empresario suizo, inversionista y filántropo, Stephan Schmidheiny. CP-AP-VF (18-11-2013).