Siga estos consejos para su seguridad y la de su dinero

Se acerca el fin de año y con él empieza a circular dinero sea por la llegada del Viernes Negro (o Black Friday) o por el pago de aguinaldos. Pero con ello, también se inaugura la temporada donde los delincuentes piensan en formas de dejar sus cuentas en números rojos y amenazan su seguridad.

Las amenazas se encuentran tanto en lo físico como en el mundo digital y es por eso que vale la pena ser precavido y seguir algunas recomendaciones.

Recientemente, el Organismos de Investigación Judicial (OIJ) reveló algunas modalidades que usan los delincuentes para tratar de robarle sus datos bancarios. 

Una de ellas son las llamadas desde números privados o enmascarados para hacerlos lucir como provenientes de una entidad bancaria y así concretar la estafa.

Entre los engaños, los delincuentes le dicen que el banco se encuentra trabajando en el cambio de la cuenta IBAN y que por ello, necesitan actualizar sus datos para crear un nuevo número de cuenta.

Asimismo, comentan que están realizando la actualización del Token y que requieren sincronizarlo, por lo que piden que descargue la firma digital y realice tal actualización.

En ocasiones, las personas aseguran que aún cuando saben que se trata de un engaño, continúan la llamada para hacerlos gastar el saldo, creyendo que son privados de libertad quienes realizan las llamadas. 

Esto no necesariamente es así, según Cilliam Cuadra, gestor de Ciberseguridad del Banco Nacional, en muchas ocasiones los delincuentes tienen más información nuestra de la que pensamos, no solo nuestro número de teléfono.

En estos casos, el OIJ recomienda cortar la llamada, no entrar en discusión o conversación con ellos, ya que podríamos poner en riesgo nuestra seguridad y la de nuestra familia al hacerlo.

Evite los engaños en pandemia

Además, a esta temporada de compras navideñas y Viernes Negro que se aproxima se suma el efecto pandemia.

Nuestro experto en seguridad Cilliam Cuadra también explicó que la época de coronavirus suma otros riesgos. Los cibercriminales aprovechan el deseo que tienen las personas desempleadas de conseguir un trabajo.

Según él es muy probable que le llamarán varias veces para hacerlo creer que efectivamente está en un proceso de reclutamiento. Aunque más bien aprovecharán para recopilar su información.

Otro gancho que podrían usar para las estafas es saber que la persona estaba interesada en retirar su Fondo de Capitalización Laboral (FCL). Esto sobre todo si solicitó información sobre qué pasos seguir en redes sociales.

Los datos de tarjetas serán otro de los objetivos de los ciberdelincuentes, con los aguinaldos pagándose entre el 30 de noviembre y 15 de diciembre.

También es posible que aparezcan falsas promociones relacionadas con dispositivos útiles para hacer teletrabajo. 

Debido a que en los últimos meses ha crecido mucho el comercio no solo en plataformas electrónicas, sino a través de redes sociales, Cilliam Cuadra pronostica que aparecerán estafas donde se ofrecerán precios extraordinarios para laptops, sillas, audífonos. 

Sea muy precavido sobre dónde inserta los datos de su tarjeta de crédito o débito.

El valor de su información y seguridad

Aunque algunas personas suelen pensar que no son “famosas” y que por esa razón sus datos no son importantes, lo cierto es que estos son muy valiosos y por eso hay que evitar compartirlos.

Se espera que para 2021, el costo de los delitos cibernéticos será de $ 6.000 millones, entre ellos se contemplan daños y destrucción de datos, dinero robado, pérdida de productividad, robo de propiedad intelectual, robo de datos personales y financieros, malversación de fondos, fraude, entre otros, asegura la firma consultora CSO.

Para que su dinero esté a salvo le aconsejamos: 

  • No ingrese al sitio del banco a través de buscadores, digite el dominio de la página para saber que está entrando a la web oficial. Siga el mismo consejo en plataformas de comercio electrónico.
  • Si va a recibir transacciones especiales durante este fin de año, asegúrese de que las personas que las hagan sean conocidas. Desconfíe si llegan transacciones de terceros que usted no conoce.
  • Evite hacer publicaciones en redes sociales que revelen su estatus económico o que cuenta con fuentes adicionales de ingresos.
  • Si recibe una llamada, cuelgue y no se haga el interesante. Los delincuentes tienen más datos de los que uno imagina y pueden pasar de la llamada a una visita física.

Siga nuestras redes sociales durante el mes para obtener más consejos sobre cómo cuidar sus datos personales y su dinero.