Tarjetas prepago

Tarjetas Prepago del Banco Nacional

favorecen a grupos con necesidades especiales

 

El Banco Nacional en procura del bienestar económico y social de todos los ciudadanos, desde el 2009 puso a la disposición de sus clientes las Tarjetas Prepago, que satisfacen necesidades de poblaciones que no son bancarizables, es decir, que no cumplen los requisitos formales para apertura de cuentas, por ejemplo.

El año pasado se puso especial énfasis en esta modalidad de pago. Los principales usuarios del sistema son instituciones sociales como el INS y el IMAS, pero su uso se ha extendiendo a empresas privadas, en especial del sector agrícola. A diciembre de 2014 se habían emitido alrededor de 600.000 tarjetas prepago.

“En el Banco Nacional creemos que la creación de productos de este tipo son de suma importancia, ya que ofrecen una mejoría en la calidad de vida de los trabajadores o personas que por una razón u otra, no puedan ser parte del sistema bancario nacional”, comentó Marco Vinicio Calderón, Director de Medios Electrónicos de Pago. 

Las Tarjetas Prepago del Banco Nacional se crearon con el objetivo de realizar pagos de nómina, pagos de becas y ayudas sociales, pagos de viáticos o incentivos, pagos de cobertura de seguros, control y manejo de caja chica.  

“Se adecúa muy bien para empresas que necesitan hacer pagos por temporadas a personas no bancarizadas. Por ejemplo una empresa dedicada a la zafra que contrata personas en temporada alta, ya sea que vienen al país durante ese tiempo para trabajar o que son contratadas por tiempo definido”, explicó Calderón. 

Algunos ejemplos:

 

CONVENIO

USO

CANTIDAD

 

BENEFICIOS, CAFETALERAS Y CAÑERAS

 

 

PAGO PLANILLAS

 

5.498

INS

 

AYUDA SOCIAL

259.075

MICROCRÉDITOS

 

BANCA DESARROLLO

995

FONABE-IMAS

 

AYUDA SOCIAL (BECAS)

308.630

Sumado a lo anterior, la seguridad con este tipo de tarjetas permite que los fondos sean destinados con transparencia a sus respectivos dueños y no sean usados por personas que quieran adueñarse de estos dineros. Igualmente, existen restricciones de uso: la tarjeta no se puede utilizar en bares o joyerías, no hay forma de utilizarla para otros depósitos. La tarjeta es de uso exclusivo entre la empresa y el banco.

“No es lo mismo que una tarjeta de débito, ya que no está ligada a una cuenta bancaria y existen ciertas restricciones para su uso”, agregó el Director de Medios Electrónicos de Pago.