Visión sostenible desde la Junta Directiva General: “Lo que no se mide no se puede controlar y lo que no se controla no se puede administrar”

Un Banco que cumple 105 años de promover desarrollo a Costa Rica es un banco visionario y como tal, ha tomado medidas para transformar a la organización en una más competitiva, innovadora y sostenible desde todo punto de vista.

En la Junta Directiva General del Banco Nacional somos conscientes de las tendencias actuales en las empresas globalizadas y líderes, que giran en torno a la incorporación de prácticas sostenibles en sus estrategias de negocios. 

Por esta razón, decidimos fortalecer acciones que promueven la triple utilidad; es decir, obtener la mayor rentabilidad posible en armonía con las expectativas de los públicos de interés, incorporando a los proveedores dentro de la cadena de valor, preservando los recursos y resguardando la biodiversidad, para mantener un debido equilibrio ecológico.

Hemos acompañado a la Administración en el tema de la sostenibilidad desde el Gobierno Corporativo, donde se supervisa la  gestión administrativa, así como los mecanismos de control, que permitan  medir los resultados obtenidos, los impactos generados, los recursos utilizados, los ingresos alcanzados y las metas cumplidas.

Nuestra estrategia de Sostenibilidad está fundamentada en principios éticos y de transparencia para su gobernanza. Buscamos impulsar la competitividad del negocio, ofreciendo servicios y productos innovadores e inclusivos que construyan valor socioeconómico y medioambiental a mediano y largo plazo en todo el territorio nacional.

Estamos contribuyendo con el bienestar y el progreso de las comunidades donde operamos y con el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, haciendo uso de los recursos presentes y resguardando los de las generaciones futuras.

Esta actividad se mide mediante valores cuantitativos o indicadores que se vuelven clave para calcular el rendimiento de la gestión del negocio. Contamos con un Balance de Sostenibilidad, mediante el cual se corrobora el avance de las acciones propuestas y la posibilidad de alcanzar las metas planteadas. 

De esta manera, si existiera algún contratiempo, nos es posible tomar las medidas correspondientes para realizar las correcciones que sean necesarias. Los resultados de esta medición son clave para la materialización de la Estrategia de Sostenibilidad en el largo plazo y el cumplimiento del modelo de negocio sostenible.

Gracias a una adecuada administración y gestión de la sostenibilidad, el conocimiento que se obtiene alimenta a la Junta Directiva General con información relevante para mejorar la planeación estratégica, lo cual establece un adecuado manejo de los riesgos financieros, sociales y ambientales de la organización y por consiguiente, promueve una toma de decisiones fundamentada en información veraz, dirigida a alcanzar las metas institucionales en alineamiento con las metas país.

Estamos conscientes de que involucrarnos en la toma de decisiones estratégicas respecto de la sostenibilidad, proporciona la arquitectura necesaria y los hitos requeridos para lograr un adecuado direccionamiento de este tema. Como principal órgano de la gobernanza establecemos la trayectoria del pensamiento respecto de la sostenibilidad, desde la cabeza, hasta el resto de la organización, de forma transversal en toda la estructura.

Este compromiso permite la fluidez de un pensamiento estratégico, que garantiza una integración dinámica de la sostenibilidad en nuestro ADN y promueve una actitud proactiva ante los posibles riesgos ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza), a partir de un constante diálogo con las partes interesadas.

Este acercamiento ofrece una respuesta activa acerca de las acciones, alcances o desaciertos de la gestión del Conglomerado, lo cual fortalece el liderazgo desde todas sus perspectivas

En la Junta Directiva General hemos asumido la sostenibilidad como una ventaja competitiva del negocio, ya que mediante su gestión se hace posible la germinación de nuevos negocios, reducir los costos, identificar riesgos y se ha canalizado el aumento de ingresos e intangibles tales como la reputación.

El liderazgo propuesto tiene un carácter reflexivo, porque fomenta un entorno novedoso de hacer negocios, donde la sostenibilidad no es una herramienta de mercadeo, sino un modelo de gestión.

La adopción de las mejores prácticas en temas de gobernanza reafirma el compromiso de la Junta Directiva General de promover la transparencia de nuestros resultados mediante la medición de los indicadores de sostenibilidad. Esta comunicación se convierte en la herramienta idónea para responder al escrutinio que los diversos públicos ejercen sobre el Banco.

En ese entendido, el Reporte de Sostenibilidad fundamentado en los lineamientos establecidos por el Global Reporting Initiative (GRI) evidencia la gestión sostenible del Conglomerado Financiero Banco Nacional.

Hemos transformado la forma tradicional de hacer negocios, por una gestión sostenible.  Esta  estrategia rige el norte de la institución y  se traduce en acciones concretas apoyadas por el Gerencia General y seguidas por todas las dependencias del conglomerado.

Adoptar valores y principios sostenibles se ha vuelto norma para comprender con mayor profundización cuál es la responsabilidad que tiene el conglomerado financiero en el desarrollo socioecómico y ambiental del país, así como entender y apropiarse de los impactos que tiene la gestión sobre sus partes interesadas.

El mundo es dinámico y cambiante, por esa razón es responsabilidad de la Junta Directiva General garantizar la supervivencia y el éxito de la institución, a través un pensamiento innovador que garantice relaciones de confianza sólidas y duraderas en el tiempo con nuestros clientes y asegurar así nuestra permanencia para seguir ofreciendo a los costarricenses una mejor calidad de vida, un Banco con finanzas robustas para continuar impulsando el desarrollo sostenible de Costa Rica.

Jeannette Ruiz Delgado
Profesora de enseñanza de las matemáticas. Ha ocupado cargos en diferentes Juntas Directivas de Sociedades Anónimas del Conglomerado Banco Nacional, así como en el Consejo de Administración del Programa Integral del Mercadeo Agropecuario (PIMA). Actual presidenta Junta Directiva General Banco Nacional. Fue diputada de República, Regidora Propietaria Concejo Municipal Cantón Central de Alajuela, Coordinadora Comisión de Revisión Plan Regulador Urbano del Cantón Central de Alajuela, Subcoordinadora Comisión de Obras Públicas y Urbanismo, Dentro de su desempeño, ha destacado como Jefa de delegación de la Asamblea Legislativa de Costa Rica ante el Parlamento Europeo y la OCDE, y panelista en varios foros del TSE, Fundación Konrad Adenauer y FLACSO, entre otros.